¿Cómo desea contactar con nosotros?

Noticias

San Borja agiliza licencias y permite ampliar áreas comerciales para impulsar la reactivación económica

Permisos para funcionamiento se podrán solicitar de forma electrónica y trámite será gratuito para apertura de bodegas, minimarkets y venta de bicicletas.

La Municipalidad de San Borja aprobó una ordenanza que establece medidas estratégicas y excepcionales para impulsar la reactivación comercial en el distrito, a raíz de los perjuicios económicos ocasionados por la pandemia del Covid-19, para lo cual se respetará estrictamente el marco legal vigente.

Dicha norma tiene la finalidad de implementar –de forma más rápida- procedimientos no presenciales para obtener licencias de funcionamiento, ampliaciones de áreas comerciales; así como autorizaciones temporales para la apertura de florerías, librerías, bodegas y minimarkets.

En el caso de las licencias de funcionamiento, es necesario enviar la solicitud al correo licencias@msb.gob.pe, indicando la ubicación del predio en el que se desarrollará la actividad, el área que utilizará y el giro comercial al que pertenece. La respuesta también se brindará de forma electrónica, incluyendo -de ser el caso- la constancia de autorización.

Para las solicitudes de ampliación de área comercial, los titulares deberán tener una licencia de funcionamiento vigente y podrán acogerse a este beneficio hasta el 31 de diciembre de este año. Este procedimiento requiere aprobar una supervisión del cumplimiento de las condiciones de seguridad en edificaciones, a cargo del personal municipal.

Licencias gratuitas

Asimismo, la ordenanza municipal incluye el otorgamiento de licencias temporales -de forma gratuita- para la apertura de establecimientos comerciales calificados con riesgo bajo y medio, como florerías, librerías, bodegas, minimarkets o venta de bicicletas.

Los requisitos para acogerse a este beneficio son: tener un área inferior a los 100 m2, giro conforme a la zonificación e índice de uso, que se desarrollen actividades de compra y venta de productos (sin consumo en el establecimiento) y que no impliquen la preparación de alimentos o manufactura de productos.

De esta manera, San Borja es uno de los primeros gobiernos locales en regular las medidas que facilitan la reactivación económica, incentivando el desarrollo comercial.